Cómo ahorrar en la lista de la compra

Trucos para ahorrar en la lista de la compra

Cada vez más familias ponen en marcha pautas anticrisis para ahorrar en el supermercado. A los gastos de la luz, el agua, el gas o la electricidad, se suman los gastos de las compras que, si no se predicen a conciencia, pueden darte más de un disgusto al final de mes. Por eso, queremos revelarte algunos trucos para ahorrar en la lista de la compra, con el fin de que puedas cambiar algunos hábitos y tomar las decisiones correctas para que consigas ahorrar a la hora de hacer la compra semanal.



La lista de la compra resulta una herramienta muy útil para comprar a conciencia los alimentos y productos que necesitas para el hogar, sin caer en la tentación de comprar artículos duplicados e innecesarios en tu despensa. A continuación, te explicaremos algunos sencillos hábitos que puedes adoptar para ahorrar en lista de la compra, ajustándote siempre a tu presupuesto.

¿Cómo ahorrar en la cesta de la compra semanal?

Trucos para ahorrar en la lista de la compra

Stokkete || Shutterstock

Además de la conocida advertencia de no ir nunca al supermercado con el estómago vacío, existen otras muchas recomendaciones que puedes seguir para ahorrar dinero en las compras del super. Si te preguntas cómo puedes ahorrar en la cesta de la compra semanal, aquí van unas pautas que puedes considerar antes y durante la elaboración de tu lista de la compra cada semana o cada mes para controlar tus gastos en el supermercado antes de salir de casa:

Fija tu presupuesto mensual o semanal

En primer lugar, piensa en la cantidad límite de dinero que te puedes gastar en la adquisición de alimentos y/o bienes para el hogar. De esta manera, podrás establecer prioridades y a decidir qué productos son urgentes, dependiendo de los distintos productos que necesitas y del precio general. También te permitirá considerar los productos que estén en oferta y, en definitiva, a cuadrar las cuentas sin tener que renunciar a muchos artículos.

Cíñete al listado que has elaborado

Si llegas una lista de la compra al supermercado, lo recomendable es que compres solamente aquellos alimentos o productos que hayas indicado tú mismo en el listado antes de salir de casa. Así, evitarás adquirir productos innecesarios y que no van hacer otra cosa que incrementar el precio total de la compra. Si fuera necesario, elabora una plantilla de la lista de la compra en Excel para anotar todo lo que necesitas por categorías (lácteos, verduras, carnes, bebidas, conservas, etc.) y el precio aproximado de cada producto.

No olvides mirar las baldas superiores e inferiores

¿Sabías que los productos más baratos del supermercado suelen situarse en las baldas superiores e inferiores? Por eso, es esencial detenerse unos minutos a mirar bien los artículos que tenemos ante nuestros ojos y comparar precios antes de empezar a llenar el carrito. Así, encontrarás alimentos o artículos de calidades parecidas y de precios mucho más asequibles que los que están expuestos a la altura de la vista.

Presta atención a las ofertas y promociones

Muchos supermercados esperan a la última hora de la tarde, cercana el cierre del establecimiento, para anunciar ofertas y promociones en alimentos y productos para el hogar. Con ello, es posible adquirir importantes rebajas en los precios e, incluso, podrás comprar más cantidad de un producto en concreto a un precio inferior al habitual. No tengas prisa a la hora de hacer las compras en el super: tómate tu tiempo para decir qué comprar y así conseguirás ahorrar casi sin darte cuenta.

Compartir este artículo