Compra una mochila buena y barata a tus hijos

Eligir la mejor mochila para tus hijos no tiene por qué ser caro

La mochila es un instrumento que en gran parte solemos asociar a nuestra infancia. De hecho, todo adulto recuerda con nostalgia -y también con cierto alivio- aquella época de mochilas saturadas de libros y espaldas encorvadas por la cantidad de material escolar que solían transportar en su interior.



Afortunadamente, hoy en día las mochilas han cambiado. Ya no se trata de los productos poco ergonómicos que se vendían hace 30 años.

Ahora, una mochila puede ser divertida por su diseño y tener una comodidad excelente para que la espalda de los más pequeños (y los mayores también) no sufra. Y estas mochilas no tienen por qué ser caras. Sabiendo elegir bien la marca, el producto y siguiendo estos cinco consejos no tendrás problema para elegir la mejor mochila para tus hijos mientras consigues ahorrar.

Cuanto más cómoda, mejor

Esto es algo muy a tener en cuenta a la hora de comprar una mochila nueva. Ésta tiene que ser lo más cómoda posible para que el cuerpo del chico o chica que lo lleve no sufra. Por ello, será imprescindible que tanto las correas como el respaldo sean acolchados. Con un buen material en esta zona que haga de amortiguación frente a los materiales pesados que estén dentro, no existirán los temidos problemas en la espalda.

Una mochila de estilo divertido, una buena elección

Las mochilas divertidas se suelen caracterizar por sus colores efusivos o estampados que les hacen ser características frente a las clásicas, y no tienen que ser necesariamente las más caras. Por ejemplo, las mochilas Eastpak divertidas están en los primeros puestos entre las preferencias de los usuarios por la alegría que transmiten y su buena relación entre calidad y precio.

Que tenga varios compartimentos

Esto también es imprescindible a la hora de comprar una mochila nueva. Ésta debe tener varios compartimentos para que el peso esté distribuido y sufra menos el cuerpo del que la lleva. Además, con un gran número de bolsillos puedes tener bien ordenados todos tus materiales. Las mochilas de última generación tienen incluso un espacio para poder alojar el ordenador portátil.

Impermeable

Si optas por comprar una mochila, tiene que ser impermeable, sobre todo si vives en una zona de España donde las lluvias abundan. Llevar una mochila de las de antaño era un suplicio cada vez que caía agua (se podían mojar los libros con el consiguiente coste económico). Si optas por una que incorpore un material impermeable en la zona exterior, tendrás mucho ganado cuando se desaten las tormentas.

Materiales de primera calidad

Hay muchas mochilas que tienen materiales de primera fila en lo que a calidad se refiere y que son muy baratas. Así que sólo tienes que tener paciencia, comprobar precios y acabarás encontrando una ganga. Por ello, tienes que fijarte en que todos los materiales utilizados sean de alta calidad, entre los que destaca la fibra sintética, y muchos modelos también cuentan con detalles de cuero, ya sea en la base o en los cierres. Algunos modelos están totalmente fabricados con piel duradera.

Compartir este artículo