Limpiar el coche

¿Te gusta llevar el coche muy limpio? Normalmente, es un servicio poco costoso para los usuarios y fácil de encontrar, especialmente en las gasolineras o lavaderos de las grandes ciudades, donde únicamente se tiene la posibilidad de lavar el coche en estas áreas.

Sin embargo, hay formas de ahorrar dinero también en esta práctica. Descúbrelas.

  • Podemos llevar el coche en correctas condiciones sin necesidad de llevarlo a lavar todos los días o cada muy pocos. Con hacerlo cada semana o semana y media es suficiente. Si llueve de manera intensa probablemente se quedará muy limpio el coche y no será necesario lavarlo hasta algunos días después de lo previsto. Si llueve en poca cantidad, tan sólo chispea, probablemente se ensuciará el coche más de lo que estaba. Adelanta, en ese caso, el día de lavado.
  • Lleva el coche a un lavadero en el que puedas ser tú el que lleve a cabo las tareas de limpieza, con la ayuda de una manguera y una secadora que nos proporcionarán las instalaciones del lavadero. De esta forma, nos resultará más barato que el autolavado.
  • Para limpiar el coche por dentro, existen potentes aspiradoras en las áreas de servicio de las carreteras y autovías o en las mismas gasolineras de la ciudad. Pero, podemos ahorrarnos dinero a largo plazo si adquirimos una pequeña aspiradora portátil que podremos guardar en cualquier sitio y utilizarla nosotros mismos para la limpieza del coche por dentro.
  • Lo mismo ocurre con el lavado exterior del vehículo. Si tenemos posibilidad de hacerlo mediante un cubo con agua y jabón, ayudándonos de una esponja, ahorraremos mucho dinero en esta práctica. Pero, ten en cuenta que no se puede lavar el coche en la vía pública. Debes hacerlo en el interior de una finca o un chalé, en el campo, etcétera.

Compartir este artículo