Consejos para ahorrar dinero en los viajes

Cualquier viaje que hagamos por mero placer nos va a parecer estupendo, pero si además lo conseguimos por poco dinero, será memorable. No son pocos quienes, sobre todo por comodidad, acaban contratando un paquete vacacional o comiendo en el restaurante del hotel, lo que hace que el precio se incremente de manera notable.


Pero hacer prácticamente el mismo viaje por muchísimo menos de lo que solemos pagar es posible, no os quepa duda. Sólo hay que saber comparar o sacrificar determinadas comodidades que no son tan necesarias como en principio pueda parecernos.

Que un viaje nos salga barato no quiere decir que tenga que ser peor, simplemente que conseguimos ahorrar dinero en ese viaje. Existen auténticos expertos a la hora de encontrar chollos y eso lo consiguen gracias a que invierten bastante tiempo en la planificación.

Aquí encontrarás pistas que te serán de mucha utilidad  para planear la escapada perfecta y, sobre todo, económica:

1) Planear con tiempo el viaje y ser flexible en cuanto a fechas. Conviene viajar en temporada baja o evitar sucesos que encarecen la estadía en el destino, pero incluso a veces una diferencia de sólo unos días cambia  el precio final de nuestro pasaje.

Hay que ser cauteloso a la hora de decidir qué día se viaja y tener en cuenta que, dependiendo del destino, viajar entre semana suele ser más barato.

Además reservar con tiempo nos deja mejores precios y más variedad para elegir.

2) Utilizar internet para buscar los mejores precios. Contratar los diferentes servicios a través de Internet nos abaratará costes, ya que en ese proceso eliminamos intermediarios y además tendremos total libertad a la hora de elegir, sin presiones por parte de un agente de viajes.

Cada vez somos más los que decidimos reservar nuestras vacaciones de verano o una pequeña escapada, en una agencia de viajes on-line. Como en muchos otros sectores, existen grandes diferencias de precio entre unas y otras, y las promociones/ofertas que aplican pueden hacer inclinar la balanza en uno u otro sentido.

Si además de comprar el billete de avión, se reserva al mismo tiempo el hotel y el coche de alquiler ahorrará más dinero que si decides

contratar estos servicios por separado.

Estar suscrito (y atento) a los newsletters de hoteles, agencias, aerolíneas o portales de turismo suele dar ciertos beneficios.

3) No poner “cara de turista”. Si pones cara de turista corres el riesgo de que en algunos establecimientos se aprovechen e intenten cobrar más cantidad de dinero que a una persona local, debes tener cuidado e informarte previamente de los precios de servicios y restaurantes.

4) Viajar de noche. Viajando de noche y durmiendo en el trayecto ahorrarás dinero y tiempo.

5) Regatear los precios. Aunque te puedas sentir incómodo, en muchos lugares del mundo los precios son puestos esperando ser un poco regateados. Es parte de la cultura.

6) Ahorrar en la comida. No comer en el aeropuerto (que no suele tener buena comida y suele ser cara), no comer cerca de lugares turísticos (con alejarse algunas cuadras basta), buscar alojamiento con desayuno o media pensión (según convenga con los planes que hagamos), y hasta hacer tu propia comida (en los hostels, por ejemplo, suele haber una cocina para todos) son consejos que pueden hacer ahorrar bastante dinero durante un viaje mediano o largo.

7) Tener en cuenta el cambio de la moneda local. Conviene estar al día con los precios de cambio entre la moneda que llevamos y la moneda local. Además, evitar cambiar en aeropuertos o estaciones ya que suelen tener peores precios y comisiones más caras.

8 ) Viajar en grupo. Viajar en un grupo es ideal para conseguir mejores precios, dividir gastos, o acceder a descuentos o tours especiales que viajando pocas personas no podríamos acceder. Si viajas sólo, puedes unirte con algunos otros viajeros en tu situación parar hacer algún trayecto en taxi o un tour a mejor precio y además de ese modo conocerás gente.

9) Prepararse lo mejor posible antes de salir. Pensar bien el equipaje para no tener que comprar pilas recargables, un cargador, un adaptador, o hasta ropa y abrigo en el destino y gastar bastante más.

10) Cuidado con los souvenirs o recuerditos. Evitar comprarlos sería ideal, pero si uno siente irrefrenables ganas de llevarse una mini Torre de Pisa para casa, es bueno comparar precios y evitar comprarlos justo frente al monumento o lugar en cuestión. Si en algún lugar el precio del recuerdo va a ser abusivo, ese lugar va a ser el aeropuerto o frente al monumento.

11) Cambia tu casa. Si tienes vivienda…¡tienes una casa en cualquier lugar del mundo! Gracias a los clubes de intercambio de viviendas, una fórmula que funciona muy bien entre particulares y desde hace un tiempo. Consiste en ponerse de acuerdo con otra familia que quiera venir a tu casa en las mismas fechas en que tú a la suya, e intercambiar las llaves. De este modo te ahorras los gastos del alojamiento que suelen ser los más costosos en un viaje.

12) Usa el transporte público. El Interrrail es una fórmula imbatible para viajar barato en tren si tienes menos de 26 años. Pero poca gente sabe que también hay un pase similar para viajar por toda Europa en autobús que te permite visitar 20 países por muy poco dinero. Y que además no tiene límite de edad. Se llama Eurolines Pass. Con él puedes estar 15 días dando tumbos por Europa y además cuenta con una red de hostel asociados donde se puede dormir desde 12 €.

13) Haz cicloturismo. Viajar en bicicleta es un placer para los sentidos y para el bolsillo. Si eliges un país respetuoso con los ciclistas descubrirás un escenario lleno de recursos para los amantes de las bicicletas: carriles exclusivos, zonas de descanso, tiendas de alquiler y reparación a precios asequibles y una red de alojamientos en casas rurales, albergues o cámping muy económicos y divertidos.

14)  Conseguir ofertas en el último minuto: Si no se ha tenido tiempo de reservar con antelación o si las ganas de irse de viaje han nacido repentinamente, siempre cabe la posibilidad de conseguir un viaje a un precio reducido en el último minuto. Lastminute o Atrápalo ofrecen combinaciones de vuelo + hotel con descuentos de hasta el 70%. Encontrar una de estas promociones para las fechas y el destino deseado requiere de suerte, por eso, en estos casos, lo ideal es tener el menor número posible de exigencias

Compartir este artículo