Cómo multiplicar tus ahorros

Una  opción para multiplicar tus ahorros sin asumir ningún riesgo son las cuentas de ahorro o cuentas remuneradas. Este tipo de cuentas es muy similar a una cuenta corriente en la que se domicilian los recibos y la nómina o mediante  la que se efectúan trámites habituales como transferencias, ingresos …

Las condiciones de remuneración varían en función del producto concreto. Así, pueden existir cuentas de ahorro que abonen los intereses por ejemplo mensual, trimestral o anualmente. Igualmente, la remuneración puede ser lineal (mismo interés para cualquier saldo), por tramos de saldo o incluso en especie.

Lo positivo de estas cuentas bancaria es que el cliente recibe una serie de beneficios en forma de intereses establecidos por la entidad, este tipo de interés se mantendrá fijo en el tiempo y podrá disponer de sus ahorros siempre que necesite, sin estar sujetos a penalizaciones por retirada parcial o total de tu inversión.

El abono de los intereses puede ser:

  • Fijo: a través de una TAE que aplicará siempre y que no variará
  • Variable: referenciada a un indice como puede ser el Euribor

Aunque es un producto interesante una de las principales desventajas de las cuentas remuneradas es que, al contrario que los depósitos, los intereses no suelen ser muy altos. Muchas cuentas ofrecen sólo rentabilidades interesantes los primeros meses, para luego reducirlos en algunos casos hasta la mitad.

Actualmente el ranking de las mejores cuentas de ahorro es el siguiente:

  • Cuenta UniVía de Unicaja: 4,00% TAE
  • Cuenta Unica de Banco Mediolanum: 4,00% TAE
  • Cuenta Nómina de Bankinter: 4,00% TAE
  • Cuenta Azul de iBanesto: 3,40% TAE
  • Cuenta Naranja de ING Direct: 3,30% TAE

Compartir este artículo

Sin comentarios

Añade tu comentario