Como irse a vivir solo

Cómo empezar a vivir solo

¿Estás pensando en independizarte pero no sabes muy bien por dónde empezar? La decisión de vivir solo no es fácil, pero no te preocupes porque no sólo te pasa a ti. Las dudas se acumulan en la cabeza, no sabes cuando hacerlo, qué necesitas para independizarte o las opciones disponibles para poder irte a vivir solo.

Cuándo irte de casa

No existe un momento específico para irte a vivir solo, ni mucho menos hay una edad concreta para independizarse… Hay quien se va de casa muy joven y hay quien los hace con más años a sus espaldas. Simplemente existen una serie de circunstancias o necesidades que te llevan a querer tener tu propio hogar. Sin embargo, sí existen una serie de recomendaciones que deberíamos tener en cuenta antes de irte de casa:

  • Tener una fuente de ingresos: lo queramos o no tener trabajo es fundamental para poder independizarse, ya que muchos de los gastos de vivir solo no los pagábamos antes si vivíamos en casa de nuestros padres o si compartíamos vivienda con alguien. Ni el alquiler, la hipoteca o las facturas se pagan solas, ni la nevera se llena gratis.
  • Tener un colchón de ahorros: saber ahorrar para independizarte es otra de las claves, no sólo para afrontar los elevados gastos del principio sino para establecer una rutina que nos ayude a ahorrar cuando ya vivamos solos. Esto puede ser clave para pagar gastos inesperados o bien para permitirnos algún viaje o capricho extra.
  • Tener las cuentas al día: intentar hacer frente a deudas o créditos a la vez que pagamos los gastos de una casa puede ser realmente difícil. De hecho, algunas de las personas que deciden adquirir una vivienda y piden un préstamo, esperan un poco antes de irse a vivir a su nuevo hogar.

 

Como irte de casa

Formas de independizarse

A la hora de irte vivir solo hay dos alternativas: hacerlo mediante el alquiler de una vivienda o mediante la compra de una. Esta decisión dependerá de muchos factores, pero sobre todo de la capacidad adquisitiva, así como de nuestras necesidades, nuestras preferencias y los precios de alquiler o de las cuotas de las hipotecas.

No obstante, la decisión de irnos de casa no siempre conlleva que vivamos solos. Por un lado, existe la posibilidad de independizarse en pareja si tenemos novio o novia estable y queremos empezar a compartir una vida juntos. Por otro lado, podemos también elegir entre vivir solo o compartir un piso si bien contamos con algún amigo, o varios amigos, que también quieran irse de casa. Esta opción también nos puede resultar útil si por cuestiones laborales debemos trasladar nuestro lugar de residencia a otra localidad o país.

Compartir este artículo