Como ahorrar ruedas en el coche

Cómo ahorrar neumáticos

Uno de los elementos que nos ayudan a ahorrar en el coche son los neumáticos. Una de las cosas que más nos suele preocupar es que los neumáticos sean baratos, pero no siempre hay que fijarse en los precios, porque si resulta que las ruedas son baratas pero si su calidad es baja nos puede salir caro, pues un desgaste acelerado puede provocar algún accidente o un aumento del consumo de combustible. A la hora de buscar formas de ahorrar no sólo hay que fijarse en el dinero sino en las prestaciones y tener en cuenta el uso que le demos a los neumáticos.

Cómo ahorrar dinero en neumáticos

Si bien es cierto que comparar neumáticos en diferentes marcas y lugares no puede permitir ahorrar algo de dinero, no siempre hay que dejarse cegar por las ofertas de neumáticos más baratas. No obstante, además de pensar en el ahorro al comprar deberemos pensar en reducir gastos en el mantenimiento del coche. Por eso, además de fijarnos en el precios de las ruedas, deberemos tener en cuenta los siguientes métodos para ahorrar neumáticos:

  • Un tamaño de neumático demasiado ancho se desgasta más porque la presión no se distribuye por igual y no se desgasta de forma homogénea, lo que provocará que debamos hacer un recambio de neumáticos antes.
  • La presión de las ruedas debe ser correcta, sino el desgaste de las ruedas se acelera. Una presión alta desgasta un neumático por el centro y una presión muy baja estropea más los bordes.
  • Una alineación de las ruedas incorrecta acaba gastando los neumáticos de forma irregular, provocando que  se dañe la parte exterior o la parte interior de los neumáticos.
  • Los bordillos y los neumáticos no son muy amigos, así que cuidado al aparcar porque el roce puede provocar serios daños que pueden ir desde el desgaste hasta los reventones.

Cómo ahorrar combustible con los neumáticos

Unos neumáticos adecuados y su cuidado no sólo nos ahorrará dinero en reparaciones sino que también nos ayudará a economizar combustible. De hecho el ahorro en combustible puede llegar a ser de 0,5 litros cada 100 kilómetros. Entre las formas de mejorar el rendimiento del combustible y reducir gastos encontramos los siguientes trucos:

  • El tamaño de las llantas adecuado no sólo nos evitará mayor desgaste si son muy grandes, sino que también ahorrará combustible, porque si tanto el neumático como la llanta sin grandes, su conjunto pesará mucho y el motor trabajará más para mover el vehículo, gastando así más combustible.
  • El exceso de peso es importante para ahorrar diesel o gasolina a nivel de trabajo de motor, pero no sólo a nivel mecánico sino que si se abusa del peso, las ruedas se desgastan más rápido, la tracción disminuye y el motor tiene que trabajar el doble,  por lo que repercute también en el gasto de combustible.
  • La forma de conducir es uno de los métodos más importantes para ahorrar gasolina y  para cuidar los neumáticos, pues frenar y acelerar bruscamente desgasta las ruedas y el trabajo del motor, haciendo que debamos cambiar las ruedas antes e inyectando más cantidad de combustible en el motor.

Compartir este artículo