Cómo ahorrar energía

El desperdicio de la energía en casa se debe, principalmente, al uso abusivo de los acondicionadores de temperatura: en invierno, la calefacción y en verano, el aire acondicionado. Sin embargo, es posible mantener el hogar a una temperatura adecuada ahorrando electricidad, y por tanto, ahorrando también dinero. Se trata de hacer del consumo de la energía más eficiente y ello además nos repercutirá de manera beneficiosa en nuestro ahorro diario.

Consejos para ahorrar energía

.

  • Bajando el termostato de 23º a 19º C, durante ocho horas cada día, puedes ahorrar hasta un 10% de tus costes anuales de calefacción y aire acondicionado.
  • Una limpieza regular de los filtros y registros de ventilación mejorará la eficiencia de los sistemas de calefacción y refrigeración en un 10%.
  • Una de las formas más simples y económicas de bajar la cuenta de calefacción consiste en reforzar los aislantes en techos y áticos.
  • Mantén cerradas las llaves de calefacción en las habitaciones desocupadas y reducirás entre el 5% y el 10% de tus gastos.
  • Reduce la temperatura de tu calentador de agua a 37º C y ahorrarás el 13% de tus gastos.
  • Compra un termostato programable que te permita bajar la temperatura durante las horas en que la casa está vacía, así como durante la noche, sin necesidad de pasar frío por la mañana, mientras esperas a que vuelva a subir. Puedes ahorrar hasta un 20% en tu factura y recuperar la inversión en el primer año.

En la cocina,

  • No malgastes electricidad, hierve solamente el agua que necesites.
  • Utiliza ollas a presión.
  • Tapa las ollas: el agua se calentará más rápido y consumirá un 20% menos de gas.
  • Limpia regularmente los quemadores de la cocina: si se atascan consumen un 10% más de lo que deben.
  • Si es posible, es recomendable que cambies tu frigorífico por uno tenga la tasa de energía más baja.

Por último,

  • Usa bombillas de bajo consumo.
  • Apaga completamente tanto el ordenador como todos los aparatos electrónicos (radios, televisores, etc.). Si no los estás utilizando, un aparato en posición de espera puede representar hasta un 70% de su consumo diario.
  • En la habitación en la que tengas el televisor es recomendable tener bajos niveles de iluminación, así evitarás el reflejo en la pantalla y ahorrarás energía.

Tomando nota de esas medidas podrás ahorrar en la factura de la luz una importante cantidad de dinero de forma mensual.

Compartir este artículo

Escribir un nuevo comentario