Cómo ahorrar en el coche

El coche es uno de los bienes inmuebles con los que el ciudadano medio ha de contar entre sus propiedades en una sociedad moderna sin que, en la mayoría de casos, se plantee si le es o no rentable. Es importante conocer cómo podemos reducir el gasto que éste supone, no sólo a la hora de adquirirlo, sino también para su uso y mantenimiento.

Los principales gastos que los usuarios tenemos en el automóvil son:

LA ADQUISICIÓN DEL VEHÍCULO, ya sea nuevo o usado.El precio que pagamos por adquirir un coche depende totalmente de si es nuevo, recién matriculado, o ha sido utilizado anteriormente por otro propietario. El vehículo es un bien que pierde valor de manera muy rápida pero que imlica, con el paso del tiempo, una inversión mayor de dinero para su mantenimiento.
LA CONTRATACIÓN DEL SEGURO. Se trata, probablemente, del segundo mayor gasto que implica un vehículo, después del combustible, aunque dependerá del uso que se le dé.
EL MANTENIMIENTO DE TODAS SUS FUNCIONES Y PIEZAS. Como ya hemos dicho, el dinero destinado al mantenimiento de un vehículo suele aumentar a medida que éste va ganando edad y, por tanto, al mismo que tiempo que su precio de mercado desciende. Sin embargo, en este aspecto también te puedes ahorrar un dinero si sabes a dónde acudir y cuentas con nociones básicas de mecánica.
EL COMBISTIBLE. En los últimos meses hemos asistido a una situación de crisis en las economías de los países más desarrollados y a un incremento constante del precio de los carburantes. Aunque es inevitable que nuestros bolsillos perciban ese aumento, hay formas de ahorrarse dinero en aquella cantidad de combustible que, mediante acciones muy frecuentes, se está desperdiciando. Este tipo de precauciones tiene especial relevancia cuando iniciamos un VIAJE de larga distancia.
LA LIMPIEZA DEL VEHÍCULO. Hay muchos fieles a la limpieza de su coche y otros a quienes no les preocupa tanto el aspecto del mismo, pero para todos ellos hay formas de ahorrar dinero en esta práctica.

 

Compartir este artículo