Consejos para ahorrar agua en el baño

Cómo ahorrar agua en el baño

Consejos para ahorrar agua en el bañoEl gasto de agua en el baño supone el 65% del uso de agua del total de la casa, por lo tanto es en este punto de la vivienda donde hemos de concentrar nuestros esfuerzos a la hora de ahorrar y reducir su consumo. Existen diferentes formas de evitar gastos innecesarios de agua en el baño y si las ponemos en práctica conseguiremos reducir la factura y, además, contribuiremos en la conservación del medio ambiente.

Si nuestro objetivo es reducir el consumo de agua es recomendable seguir estos consejos para ahorrar agua.

Consejos para ahorrar agua en el baño

Modificar los hábitos de consumo de agua en el baño

  • Utiliza la ducha en lugar de tomar un baño. El consumo de agua durante una ducha de 5 minutos es de 100 litros si se utiliza un cabezal normal y 50 litros con uno equipado de un reductor de caudal. En cambio si decides darte un baño el consumo de agua ascenderá hasta los 250 litros.
  • Cerrar el grifo durante el afeitado, el cepillado de dientes, el enjabonado de manos. No dejando correr el agua y utilizándola únicamente cuando realmente la necesites por utilizando un vaso para el cepillado de los dientes, y utilizando la pila  durante el afeitado, etc.

  • No utilizar el WC como papelera. Cada vez que realizamos un mal uso del inodoro para deshacernos de un papel, malgastamos toda la capacidad de la cisterna de agua.

Reparar las fugas de agua de los grifos del baño

  • Averiguar si el inodoro presenta alguna fuga ya que si esto ocurre puede gastar hasta 200.000 litros de agua al año.

Mejoras para ahorrar agua en el baño

  • Sustituir los grifos de tipo ruleta por grifos monomando ya que el grifo con ruleta que es  el convencional no es el tipo de grifo más adecuado. Para conservar la temperatura deseada y no tener que realizar de nuevo la mezcla agua caliente/fría se puede dejar fluir en vano agua.

 El grifo con monomando es un grifo mezclador en el que la apertura, cierre y mezcla del agua se efectúa mediante    una sola palanca. Funcionan moviendo la palanca en dos sentidos: desplazándose hacia arriba se abre progresivamente el grifo y accionándola hacia abajo se cierra. Girando la palanca de derecha a izquierda se obtiene gradualmente agua fría, tibia y caliente.

Puede disponer de limitador de caudal (ahorro del agua) y regulador del campo de temperatura (ahorro energético).

Es más adecuado que el grifo anterior para usos domésticos.

  • Instalar reductores de caudal. Estos dispositivos se pueden incorporar en las tuberías de los lavabos o duchas para impedir que el consumo de agua exceda un consumo fijado (normalmente 8 litros/minuto contra 15 litros/minuto para un grifo y 10 litros/minuto contra 20 litros/minuto para una ducha).
  • Colocar aireadores. También se pueden enroscar en los caños de los grifos, aireadores tipo hembra o tipo macho para incorporar aire al chorro de agua y así reducir el consumo de agua hasta un 40-50% del inicial sin ningún perjuicio para el usuario.
  • Instalar un sistema de interrupción de descarga en el inodoro. Los inodoros con cisterna baja pueden ahorrar agua mediante la incorporación de un sistema de interrupción de descarga que permite escoger al usuario entre dos volúmenes distintos de descarga de agua (6 – 9 litros ó 3 – 4 litros) o mediante el paro voluntario de la descarga al volver a pulsar el botón.

La mayoría de los inodoros nuevos llevan incorporados estos dispositivos de origen. Su eficiencia está vinculada al conocimiento y al empleo de esta medida por los usuarios.

  • Colocar un reductor de caudal en la entrada de los cabezales de la ducha ya que permite reducir el consumo inicial de 20 litros por minutos a 10 litros o sea para una ducha de 5 minutos de 100 litros a 50 litros.

Si tomas notas de estas medidas podrás ahorrar en la factura de agua y reducir notablemente el importe de misma.

Compartir este artículo