Buenos hábitos en la conducción

Si una persona, desde que aprende a conducir en la autoescuela, toma buenos hábitos de conducción podrá disfrutar de un ahorro importante de dinero a lo largo de su vida en los diferentes automóviles que adquiera.

Buenos hábitos al volante para ahorrar dinero

  • Es aconsejable seguir un buen plan de mantenimiento del vehículo y de todos sus sistemas (de encendido, alimentación, lubricación, refrigeración, dirección, frenos, neumáticos…), ya que permitirá al usuario ahorrar mucho dinero, ya que éste podrá alargar la vida de su vehículo, el número y la gravedad de las reparaciones, así como optimizar los recursos de cada uno de los sistemas, sacando mejor rendimiento a las prestaciones del automóvil.
  • Tu comportamiento en la conducción influirá muy directamente en el gasto de combustible y el desgaste más o menos acelerado de las piezas y sistemas del vehículo. Al igual que es útil para ahorrar combustible, evitar las aceleraciones y frenadas bruscas, las maniobras innecesarias, las velocidades excesivas o la sobrecarga del vehículo ayuda a conservar el vehículo en buenas condiciones durante más tiempo y, por tanto, a ahorrarse dinero en reparaciones o en la compra de un nuevo coche.
  • Conviene siempre prestar atención a cualquier anomalía que observes en tu vehículo y consultar los motivos de la misma con un mecánico para evitar que pueda desencadenar una avería más grave. Igualmente, debes controlar las posibles fugas de líquidos y utilizar siempre recambios homologados y de calidad, cuando surja una situación en la que debas hacer uso de ellos.

Compartir este artículo